Aceite Esencial de Lavanda Bio

7,0090,00

El aceite esencial de lavanda es uno de los más conocidos y utilizado en el mundo. Se ha considerado como una panacea debido a su gran valor terapéutico por su múltiples propiedades, beneficios, aplicaciones, usos y remedios. Es el aceite esencial que no debe faltar en el hogar y el primero al que se puede recurrir en caso de duda. ¡Imprescindible!

Es especialmente eficaz para tratar problemáticas nerviosas (estrés, ansiedad, insomnio) y para problemas dermatológicos, en particular dermatosis.

El aroma de la lavanda se recibe como un abrazo materno, es suave y reconfortante. Alivia las penas, y aporta consuelo.

Es especialmente indicado para las personas que sufren de carencia afectiva y para los que son hipersensible o hiper-emotivos.

Ayuda a desconectar la mente y es particularmente interesante para meditar (junto con el aceite esencial de incienso)

Limpiar

    Ponte en contacto con nosotros para solicitar información

    Categoría:

    Descripción

    Nombre Botánico Lavandula angustifolia

    Lugar de Procedencia: España

    Parte utilizada: flor

    Familia Botánica: lamiaceae

    Color: amarillo pálido

    Olor: Intenso, dulce, floral

    Aspecto: Líquido transparente

    Tamaño: 15ml, 30 ml, 60 ml, 125 ml, 150 ml, 250 ml, 500ml, 1000 ml

     

    PROPIEDADES TERAPÉUTICAS

    • Potente antiespasmódico
    • Anti-inflamatorio, analgésico
    • Antibacteriano y antiséptico
    • Calmante, relajante, sedante
    • Antidepresivo
    • Ansiolítico
    • Equilibrante de las emociones
    • Regulador del sistema cardiaco
    • Tónico y regenerante cutáneo, cicatrizante
    • Antipolilla natural

    INDICACIONES TERAPÉUTICAS

    • Ansiedad, estrés, agitación, nerviosismo, insomnio, depresión, hiperactividad, hiper-emotividad,
    • Asma nerviosa, tos espasmódica
    • Espasmos musculares. calambres, contracturas
    • Acné, eczema, psoriasis, prurito, quemaduras, heridas, llagas, estrías
    • Artrosis, artritis
    • Dismenorrea
    • Migrañas, cefalea

    BIENESTAR PSICO-EMOCIONAL

    El aroma de la lavanda se recibe como un abrazo materno, es suave y reconfortante. Alivia las penas, y aporta consuelo.

    Es especialmente indicado para las personas que sufren de carencia afectiva y para los que son hipersensible o hiper-emotivos.

    Ayuda a desconectar la mente y es particularmente interesante para meditar (junto con el aceite esencial de incienso)

    PRECAUCIONES DE USO

    Ninguna

     

    Antes de usar cualquier aceite esencial es necesario leer las precauciones a tener en cuenta
    Toda la información de este documento tiene un carácter meramente informativo y no puede ser considerado como una información médica, ni comprometer nuestra responsabilidad legal. Consulte a su médico o profesional de la salud formado en aromaterapia para un tratamiento terapéutico específico y adecuado.