Aceite de Enebro

Aceites esenciales Hermanos Nieto

ACEITE DE ENEBRO (MIERA)

PLANTA

El aceite de Enebro se obtiene de la misma planta (Juniperus oxycedrus) que el aceite esencial de enebro aunque este producto no tiene nada que ver con la esencia.
El aceite de enebro es un líquido aceitoso de color marrón oscuro, aromático y balsámico, con un fuerte olor a humo y gusto amargo. Se extrae de la madera del tronco y raíces gruesas de la planta. Es conocido también como enebro de la miera, cade, cádec, ginebre o ginebró.
 

¿cÓMO SE EXTRAE?

Como hemos dicho anteriormente, el aceite de enebro se extrae a partir de sus raíces y partes muertas, por pirólisis o combustión en seco, es decir, descomposición química de materia orgánica a temperatura elevada y en ausencia de oxígeno.
No debemos confundir el aceite de enebro con el aceite esencial de enebro, pues ambos se obtienen por diferentes procesos y con distintas partes de la planta.
 

PROPIEDADES

La composición del aceite incluye una gran cantidad de resinas, muchos hidrocarburos y productos fenólicos variados. La combinación de estos componentes es lo que le confiere las propiedades antisépticas, parasiticidas, pesticidas, antiinflamatorias y cicatrizantes, entre otras. También se utiliza como repelente de roedores, serpientes e insectos.
Se tiene referencia de su uso, tanto en animales domésticos como en personas, desde los siglos XVI y XVII.
En veterinaria se utiliza como uso tópico para enfermedades, heridas e infecciones de la piel del ganado, así como para combatir piojos y garrapatas, curar el pico de las gallinas y eliminar todo tipo de parásitos intestinales de los animales de compañía. También se aplica mediante friegas para el mal de pezuñas de los cerdos y para los cascos de asnos, burros y caballos.
En las personas, y como remedio natural y casero, se utiliza en forma de ungüentos para enfermedades de la piel como eccemas y verrugas y contra parásitos como liendres, garrapatas y piojos. Como cataplasma se usó para el dolor de pecho, anginas y catarros.
En forma de infusión se toma para trastornos digestivos, lombrices intestinales, como diurético y calmante nervioso y, finalmente, mediante friegas se utiliza para aliviar el dolor de muelas, reumatismos, dolores musculares y articulares y gota.

Precauciones a tener en cuenta
Antes de empezar a utilizar los aceites esenciales es importante leer bien las precauciones a tener en cuenta para evitar posibles accidentes.
- Respetar las dosis recomendadas, los aceites esenciales son principios activos muy potentes.
- Se desaconseja el uso de aceites esenciales durante el embarazo, sobre todo durante los 3 primeros meses. Recomendamos se informen bien antes de utilizarlos.
- No usar aceites esenciales en niños menores de 3 años.
- No aplicar aceites esenciales puros sobre la piel, salvo excepciones.
- Los aceites esenciales de cítricos son fotosensibles por lo que evitaremos la exposición solar después de una aplicación.
- Los aceites esenciales no son hidrosolubles por lo que habrá que diluirlos antes de tomar un baño.
- No aplicar nunca aceites esenciales en los ojos, en las mucosas auriculares, nasales y ano-genitales.
- En caso de que se meta algún aceite esencial en el ojo, limpiar la zona con un algodón y aceite vegetal. Después refrescar con agua.
- Algunos aceites esenciales son dermocáusticos (canela, clavo,...), en caso de picor o quemazón sobre la piel, diluid la zona con aceite vegetal.
- En caso de ingerir una gran cantidad de aceite esencial, ingerid aceite vegetal (oliva,...) y acudid a un centro médico.
- No inyectar aceites esenciales por vía intravenosa o intramuscular.
- Mantener fuera del alcance de los niños.
- Se aconseja hacer un test de alergia antes de cualquier aplicación con aceites esenciales. Aplicad una gota de aceite esencial diluida en aceite vegetal en la parte interna del codo.
Toda la información de esta página tiene un carácter meramente informativo, y no puede ser considerada como una información médica, ni comprometer nuestra responsabilidad legal.